Mutilación estética en perros

La Mutilación estética en perros son practicas atroces realizadas a animales indefensos con fines estéticos. Por personas ignorantes y me atrevería decir sin una pizca de empatía por otros seres vivos.

Las cosas se llaman por su nombre y buenamente quizás algunas personas entren en razón y se toquen un poco el corazón para dejar de mutilar animales.

Pero veamos a que nos referimos y sus consecuencias tanto en perros como en gatos:

Nombre de estas mutilaciones:

Otectomía (corte de orejas) y Caudectomía (corte de cola) son dos procedimientos quirúrgicos que implican la mutilación de perros que pertenecen a ciertas razas con el único propósito de satisfacer los caprichos estéticos del ser humano con el que viven.

Las razas propensas a sufrir estas mutilaciones son Doberman, Boxer, Cocker y por supuesto los Pitbulls.

Existen otras razas que también son mutiladas indiscriminadamente pero las citadas son las mas comunes.

Las mutilaciones estéticas son una prueba descarada del sufrimiento que los animales deben soportar en manos de los humanos que solo los ven como objetos que pueden eliminarse a voluntad y no como las criaturas amorosas y amables que son, pero sobretodo que sienten.

Consecuencias de la mutilación en perros

La anatomía de los perros y otros esta conformada sabiamente por nuestra madre naturaleza, la cola es la extensión de su columna vertebral la que le da equilibrio. En esta etapa de su desarrollo, el trauma del procedimiento puede tener un fuerte impacto psicológico en el cachorro inmaduro.
El proceso de grabar y retener las orejas de un cachorro para obligarlo a mantenerse erguido después de haber sido cortado. Es agonizante para el perro.
Por lo general, ni siquiera se les administran anestésicos para adormecer el dolor. Los veterinarios compasivos se oponen a la eliminación arbitraria de las partes del cuerpo utilizadas para la comunicación, el equilibrio y la expresión.

Los perros «hablan» con sus compañeros humanos y otros perros usando sus orejas y colas.

Estos procedimientos causan dolor y angustia y, como con todos los procedimientos quirúrgicos, están acompañados por riesgos inherentes de anestesia, pérdida de sangre e infección.

Los animales están sujetos a este tipo de práctica cuando solo tienen unos pocos meses de edad solo 8 a 12 semanas, y tienen que soportar los riesgos de una cirugía bajo anestesia general sufriendo un período post operatorio largo, incómodo y doloroso.

Sabias que los gatos también son mutilados?

Pero no solo los perros sufren de estas mutilaciones los gatos también. Si amigos, los gatos bajo el pretexto de no arañar los muebles (suena estúpido pero así de pobre es el pensamiento de los que lo hacen). A esta practica le llama oniquectomía o desungulación.

Nombre dado a un procedimiento quirúrgico atroz donde las uñas del gato se eliminan mediante la amputación de la última articulación de los dedos de los que forman parte.

De que se trata?

  1. Esta cirugía agresiva es una mutilación terrible que implica la extracción de hueso, ligamentos y tendones para cortar las puntas de los diez dedos del animal.
  2. Después de la cirugía, el gato soportará un período post operatorio extremadamente doloroso y no estará exento de complicaciones graves, como daños en el nervio radial, hemorragia, huesos astillados que impiden la curación, aumentan el riesgo de infecciones y abscesos y por si no fuera suficiente para curar algunos de estos problemas, el gato requerirá una segunda cirugía.
  3. Los gatos son digitígrados, lo que significa que caminan sobre sus dedos o dedos de los pies, su anatomía (tendones, músculos y huesos de las piernas y la columna vertebral) está adaptada para soportar este punto que el animal pierde una vez desgarrado.
  4. Entonces si se le amputan las garras, el gato debe aprender a caminar nuevamente apoyando su peso corporal sobre sus dedos amputados. Esta forma poco natural de moverse no solo es extremadamente incómoda y dolorosa, sino que en muchos casos puede ocasionar serios problemas en las articulaciones y lesiones en las almohadillas de los pies debido a la presión que tienen que soportar.

Consecuencias de amputación en los gatos

  • Un gato desgarrado obviamente pierde todas las funciones realizadas por sus uñas, que son de gran importancia para satisfacer sus necesidades biológicas básicas:
  • El gato pierde la capacidad de rascarse.
  • Pierde flexibilidad y tono muscular, ya que no puede estirarse para rascar objetos y superficies.
  • Es imposible realizar actividades como escalar o pararse en superficies estrechas ya que las piernas carecen de la capacidad de agarrar la superficie. Esto, a su vez, aumenta el riesgo de caídas accidentales que pueden ser dañinas si el gato cae desde grandes alturas.
  • Sus juegos se reducen porque ya no puede arañar, atrapar o arrojar objetos por más tiempo.
  • El uso de la caja de arena, que a veces es complicado y doloroso, puede llevar al gato a defecar fuera de la bandeja.
  • Es indefenso frente a muchos peligros potenciales, ya que su capacidad de defensa y escape se ve gravemente afectada.
  • Se enfrenta a numerosos problemas psicológicos. La incapacidad para realizar las tareas enumeradas anteriormente genera sufrimiento emocional intenso como frustración, ansiedad y ansiedad crónica que a menudo resultan en síntomas depresivos, agresión y aislamiento.

Conclusión:

Cada animal tiene su propia configuración anatómica y fisiológica diseñada para satisfacer las necesidades biológicas de su especie.

Al igual que toda persona tiene derecho a desarrollarse plenamente y vivir su vida de acuerdo con esas necesidades.
Realizar procedimientos médicamente innecesarios que simplemente perpetúan la imagen de los perros como accesorios de moda es indignante.

Datos:

Estos procedimientos son tan crueles que están prohibidos en muchos países europeos.

Esta imagen es promovida por el American Kennel Club en sus concursos de belleza canina y por criadores que creen que «su» raza se «arruinará» si no mantiene la imagen transmitida por los clubes de raza parental hace décadas.

Por ejemplo, los clubes de perreras británicos prohibieron el corte de orejas hace un siglo, y el corte cosmético de la cola se detuvo en el Reino Unido en 1993. Sin embargo, lamentablemente algunos veterinarios todavía no ven nada malo en mutilar a un perro cuyo tutor está dispuesto a pagar por ello.

La Asociación Americana de Medicina Veterinaria afirma que, «el corte de orejas y el corte de la cola no están medicamente indicados ni son beneficiosos para el paciente.

Desde aquí hacemos un llamado a los médicos veterinarios a tener ética pero sobretodo amor por sus pacientes.

Los médicos veterinarios están para curar, asistir y cuidar de un ser indefenso que es ala vez su paciente.
La decisión de compartir nuestras vidas con otros animales implica respetar su naturaleza y personalidad, así como asumir las posibles consecuencias de tal convivencia.

Mutilar a un animal para adaptarnos a nuestras expectativas y conveniencias es un acto de crueldad y dominación injusta.
Es convertir a un ser consciente en un objeto que pueda ser manipulado para satisfacer necesidades mundanas y banales.

Ellos son hermosos como son, no necesitan ser mutilados.

Fuentes:

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

EL BLOG DE PEPITA
Reset Password